Gestión de crisis

Ser líderes en tiempos de crisis

Mucho se ha escrito sobre el liderazgo, sobre las cualidades que debe tener una persona para convertirse en un líder o si éstas se pueden llegar a aprender. La realidad es que el liderazgo se demuestra en los momentos de crisis, en momentos como los actuales.

También de tomar las decisiones adecuadas en determinados momentos. Porque para muchos profesionales y emprendedores lo que está en juego es su supervivencia. Como ha ocurrido en otras crisis, el mundo no será el mismo cuando volvamos a la normalidad. Porque no se trata solo de salir del confinamiento, sino también de recuperar los niveles económicos del momento anterior. Y no va a ser nada fácil.

Liderar y tomar decisiones complicadas

Por eso el líder tiene que pensar en su empresa/profesión, en cómo mantenerla a flote, cómo poder cuidar a la vez de sus empleados y también de sus socios estratégicos. Porque no se trata solo de bajar la «persiana», mandar a todo el mundo a casa y esperar a que todo pase. Hay que prepararse para ver que queda en pie cuando todo acabe.

Para muchos pequeños negocios que no pueden abrir ni facturar puede ser el «inicio», porque ya estaban en una situación muy dura por la competencia de la venta online, por el cambio de las tendencias de consumo, por no poder ser más competitivos. Los que «aguantaban» haciendo equilibrios no sobrevivirán.

Planear el futuro de nuestro negocio

Otros tienen ahora la oportunidad de «planear» cómo debe ser el negocio en los próximos cinco años. Esperemos que no la desaprovechen. Es el momento de crear un plan de negocio como si empezáramos de cero, algo que muchos nunca han hecho.

Se trata de ver:

  • cómo podemos distinguirnos de la competencia,
  • por qué un cliente debe elegirnos a nosotros,
  • cómo mejorar nuestra visibilidad,
  • cómo ser más eficientes mejorando nuestros procesos
  • digitalizar la empresa

Para muchos este es el momento. Si solo pensamos en sobrevivir puede que volvamos a abrir nuestro negocio, pero no duraremos mucho. La crisis no será de un mes o dos. Para un país como el nuestro donde el turismo representa un porcentaje muy importante del PIB y del empleo, la temporada de verano se puede ya dar por perdida.

Un líder tiene que pensar en todos los escenarios posibles. Y tener un plan preparado para afrontarlos.

Es muy fácil ser un líder con el viento a favor, ahora es el momento de desmostar que realmente lo somos.

Leave a Reply

*

Next ArticleEl Bambú Japonés