Microlearning

El rol del microlearning y el e-learning frente al nuevo contexto mundial

La formación online ofrece la posibilidad de capacitar, en forma veloz y en simultáneo, a cantidades masivas de personas, sin importar donde se encuentren, en el momento exacto de necesidad y a través de múltiples dispositivos.

Las organizaciones pueden gestionar ambientes de trabajo con mayor seguridad, y mantener al alcance del teléfono celular toda la información necesaria para responder a eventualidades e imprevistos en un contexto epidemiológico.

El coronavirus Covid-19 ya es oficialmente una pandemia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la declaró durante una rueda de prensa en la que su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus, recordó una y otra vez que este es un problema global y que todos los países van a tener que poner mucho de su parte para combatir el virus.

La actividad económica, laboral, educativa y social de las personas se ve cada semana más afectada:

  • Los viajes corporativos se encuentran suspendidos en la mayoría de las compañías
  • Muchas empresas deben implementar el home office en forma acelerada
  • Las fábricas ven en riesgo sus niveles de producción y deben tomar medidas extraordinarias de prevención en términos de higiene y seguridad
  • Como en el caso de Italia, las instituciones educativas cierran sus puertas o extienden los períodos vacacionales
  • Las dependencias gubernamentales evaluarán en algún momento dejar de atender al público en sus dependencias físicas
  • Se suspenden espectáculos y todo tipo de actividades que incluyan la aglomeración de personas.

Todos los que vivimos el brote de gripe A (H1N1) en situación laboral, hace 10 años atrás, tenemos conciencia y sabemos cuál puede ser el escenario que experimentarán personas y organizaciones en las próximas semanas y meses.

La diferencia con aquel entonces es que hoy la transformación digital y el avance en el desarrollo de tecnologías aplicadas a la capacitación de las personas, nos permiten contar con herramientas para difundir en forma masiva y simultanea:

  • Protocolos de prevención
  • Medidas que deben tomarse frente a un caso potencial de coronavirus en ámbitos laborales o educativos
  • Información detallada sobre la infección para evitar el pánico y mantener a toda la población informada

En términos de actividad cotidiana:

  • Soluciones de videoconferencia para poder mantener comunicados a equipos de trabajo dispersos
  • Plataformas de aprendizaje para poder continuar asistiendo a clases
  • Recursos de micro aprendizaje para capacitar rápidamente a colaboradores de una empresa o entidad gubernamental en la atención online al público (frente al crecimiento del uso de aplicaciones digitales para la compra de insumos y alimentos, o la realización de trámites digitales).

En efecto, el e-learning no sólo permite continuar aprendiendo en la edad escolar, más allá de las problemáticas que puedan surgir, sino que también brinda un fuerte apoyo a las empresas y entidades gubernamentales para acceder a los protocolos de prevención en relación al coronavirus y reacción frente a casos sospechosos en ámbitos de trabajo.

La formación online ofrece la posibilidad de capacitar, en forma veloz y en simultáneo, a cantidades masivas de personas, sin importar donde se encuentren, en el momento exacto de necesidad y a través de múltiples dispositivos.

En este proceso, el microlearning cumple un rol fundamental:

  • Facilitar la distribución de contenidos breves y fácilmente accesibles, para lograr una mayor concientización e información de la enfermedad.
  • Resolver dudas y consultas puntuales que surjan en circunstancias como las actuales, y que deban ser evacuadas rápidamente.
  • Entregar cápsulas de conocimiento sencillas de asimilar por parte de empleados que deben ser capacitados en nuevas funciones a partir de la reducción de la presencialidad, y de estudiantes imposibilitados de asistir a los establecimientos educativos.

De esta manera, las organizaciones pueden gestionar ambientes de trabajo con mayor seguridad, y mantener al alcance del teléfono celular toda la información necesaria para responder a eventualidades e imprevistos en un contexto epidemiológico.

Por ello es importante recordar los múltiples beneficios que provee el micro aprendizaje:

  • Capacitación 100% enfocada en la necesidad puntual a resolver.
  • Colaboración tangible en el momento exacto de necesidad.
  • Resuelve necesidades puntuales de actualización y formación.
  • Adaptación a la movilidad actual de las comunicaciones.
  • Provee recursos interactivos y relevantes, de aplicación inmediata.
  • Eleva los niveles de eficiencia de los procesos de capacitación.
  • Genera mayor compromiso, motivación e interés.
  • Se adecúa a los umbrales de atención que hoy presentan las personas.
  • Asegura una mayor retención del conocimiento.
  • Responde a los requerimientos de incorporar nuevas competencias.
  • Evita la dispersión de quienes se capacitan y las deserciones.
  • Disminuye los costos de producción de contenidos formativos.
  • Es compatible con múltiples formatos (video, infografías, gráficos, etc.).

Ofrecer breves instancias formativas que resuelvan consultas específicas en el puesto de trabajo o en cualquier otra circunstancia (y en el momento exacto de necesidad) es una cuestión de prevención sanitaria para colaboradores corporativos y empleados gubernamentales que se encuentren en situaciones de riesgo.

Hoy las organizaciones tienen el desafío de profundizar sus sistemas de prevención y reacción, con estrategias y soluciones que permitan difundir rápidamente la información necesaria para preservar la salud en los ambientes de trabajo.

Leave a Reply

*

Next ArticleCómo organizar el teletrabajo en centros educativos durante el coronavirus