Lovemark

Convertir tu marca en una Love Mark

Una Love Mark es aquella marca que ha sido capaz de enamorar a sus clientes.

La idea fue difundida ampliamente en un libro del mismo nombre escrito por Kevin Roberts, CEO de la agencia de publicidad Saatchi & Saatchi. En el libro afirma que “Las marcas se están quedando sin jugo”.

Se considera que el amor es lo que se necesita para rescatar a las marcas. Roberts se pregunta: “¿Cómo se construye la lealtad que va más allá de la razón? ¿Qué hace que un amor verdaderamente grande por una se destaque?»

Existen infinidad de marcas en el mundo, pero son pocas las que se puede categorizarse como Love Mark.

Pero qué tienen en común todas las consideradas Love Mark:

  • Todas empezaron siendo pequeñas micro-empresas
  • Todas han tenido un auténtico emprendedor que creía fervientemente en su idea
  • Todas han sabido trazar una estrategia de negocios clara y diferencial
  • Todas han dotado de valor emocional a su marca
  • Todas representan a un estilo de vida único
  • Todas han sabido transmitir su valor y convertirlo en experiencias únicas
  • Todas han conseguido fidelizar a sus clientes hasta el punto de convertirse irremplazables
  • Todas han superado grandes crisis pero han sido capaces de fortalecerse y perdurar en el tiempo
  • Todas se han convertido es marcas aspiracionales

Un buen ejemplo de una Love Mark es la marca Harley Davidson.

Harley Davidson

Harley Davidson es el segundo tatuaje más pedido del mundo

La marca Harley no solo vende motos, sino que representa a un estilo de vida muy concreto. Y para aquellos que adoran el estilo de vida Harley incluso llegan a tatuarse la marca en cualquier parte de su cuerpo.

Pero no es la única. Otros ejemplos de love marks son Apple, Coca-Cola, Disney, Ferrari, Nike, Playboy, etc.

De hecho si buscas en cualquier motor de búsqueda tatuajes de marcas te sorprenderas el amor que procesan algunas marcas entre la gente.

Todo estos ejemplos nos muestran que es posible convertir una micro empresa en una marca, y una marca en una Love Mark. Sin embargo no es tarea fácil.

Para crear una Love Mark es necesario un gran trabajo de estrategia de negocios, branding, marketing y comunicación.

Hay varios paso cruciales para que una marca sea capaz de enamorar a sus clientes:

  • Tener muy clara la misión, visión y valores de la empresa: Y esto no implica únicamente que el emprendedor los tenga presentes. Sino que sea capaz de trasmitirlos y empapar a todas aquellas personas implicadas directa o indirectamente con la marca y lo que representa.
  • Trabajar un nicho de mercado: el mercado es muy amplio, por eso es más fácil empezar trabajando un segmento de mercado específico para optimizar recursos y esfuerzos y posicionarse adecuadamente en la mente del consumidor. Si conseguimos que nuestra marca sea referente de un nicho de mercado y de un estilo de vida será mucho más fácil convertir nuestra marca en Love Mark.
  • Trabajar las emociones: Los argumentos racionales pueden ser muy efectivos, pero lo que realmente nos ayudará a crear una Love Mark son los argumentos emocionales. Encontrar el insight que mueve a nuestro público potencial y desarrollarlo en campañas de comunicación nos ayudará a convertir nuestra marca en Love Mark.
  • Crear experiencias: Una Love Mark se vive y se siente. Por eso, hacer que nuestro público objetivo sea capaz de experimentar el sentido de nuestra marca nos ayudará a convertir nuestra empresa en una Love Mark. Y esto implica cuidar al máximo cada detalle que tenga un mínimo de relación con nuestra empresa: desde la identidad corporativa, hasta el olor de nuestra marca o los eventos o acciones que podamos crear.
  • Reinventarse: Aunque nos parezca que las que ahora consideramos Love Mark siempre han sido iguales, no es cierto. Todas han tenido la habilidad de adaptarse a los tiempos y en muchas ocasiones ir un paso por delante. Por eso, estudiar a nuestros clientes, estudiar el mercado y estudiar a la competencia nos ayudará a descubrir nuevas necesidades insatisfechas.
  • Ser persistente: Una Love Mark no se construye de un día para otro. La clave está en ser persistente, trabajar duro, ser consecuente y que absolutamente todo lo que haga nuestra empresa transmita nuestro valor diferencial.

Convertirse en una Love Mark no es fácil. Sin embargo es posible y si queremos que nuestra empresa sea exitosa una de nuestras metas debería ser, al menos, intentar ser una Love Mark.

Leave a Reply

*

Next ArticleGoogle te felicita el día de tu cumpleaños con un doodle