El Arte de la Guerra de Sun Tzu

Estrategia en El Arte de la Guerra de Sun Tzu

Una estrategia es básicamente un medio para alcanzar un objetivo. Esta definición se puede aplicar en cualquier ámbito de la vida y el marketing no es una excepción.

El enfoque estratégico de una empresa es la visión que esta tiene de cómo aplicar una determinada estrategia empleando medios y teniendo presentes restricciones a la hora de aplicarla.

La primera afección que del diccionario de la Real Academia Española da de “estrategia” la define como “Arte de dirigir operaciones militares” y es la tercera la que comprende como “el conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento”, de hecho esta palabra deriva de la griega “stratos” que se traduce como ejército.

La empresa vista como un ejército no es un concepto nuevo, de hecho se habla de conquista de mercados, defensa de segmentos, atrincheramiento empresarial y muchos más términos considerados bélicos, hasta el punto de que hoy en día las enseñanzas del famoso libro llamado “El Arte de la Guerra” escrito 500 años a.C. son aplicados en política, marketing y empresas e incluso algunas Universidades lo utilizan como material de estudio.

El Arte de la Guerra de Sun Tzu

Copia de El arte de la guerra de Sun Tzu, manuscrito en tablilla de bambú.

¿Qué podemos extraer de El Arte de la Guerra de Sun Tzu?

1. “Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, no correrás jamás peligro”, es decir, la premisa de cualquier estrategia es el conocimiento de nuestras fortalezas y debilidades y las de nuestra competencia.

2. “Vence a otras fuerzas enemigas sin batalla, conquista otras ciudades sin asediarlas y destruye otras naciones sin emplear mucho tiempo”, ya que un combate o un enfrentamiento abierto precisa de recursos ya sean económicos o de cualquier otra índole que debilitan a los participantes y les hacen vulnerables.

3. “Un ejército evita la fortaleza y ataca los objetivos más débiles”, los esfuerzos deben concentrarse en donde existen más probabilidades de éxito.

4. “Un ejército perece si no está equipado, si no tiene provisiones o si no tiene dinero”, si la empresa no tiene los recursos necesarios no logrará los objetivos que se ha fijado.

5. “Hacer que los soldados luchen permitiendo que la fuerza del ímpetu haga su trabajo es como hacer rodar troncos y rocas”, los trabajadores son los que finalmente llevan a cabo las estrategias, si se les coarta y no se sienten implicados no se sentirán motivados y la estrategia fracasará.

6. “No presiones al enemigo hasta acorralarlo. Cuando las bestias salvajes están acorraladas luchan con desesperación. ¡Cuánto más cierto es esto de los hombres! Si saben que no tienen opción se batirán hasta la muerte”. En cualquier negociación hay que dejar a la otra parte una opción de salida, de lo contrario, preferirá perder si con ello daña también a la otra parte.

7. “El General que no busca la gloria personal cuando avanza ni se preocupa por evitar el castigo cuando retrocede”, los individualismos son tan peligrosos en una empresa como un ataque directo de la competencia.